Vida Asociativa

Blog de la AEDAF, con la actualidad más social de nuestra asociación. 

Indice

Imágenes de las Jornadas en flickr

 

Boletín Vida Asociativa

Pinchando sobre la imagen podreis acceder
a la edición impresa vigente hasta diciembre de 2014.

Boletín Vida Asociativa

En 2016 se inicia una nueva etapa en la AEDAF. Entrevistamos a José Ignacio Alemany Bellido, quien será el nuevo presidente de la Asóciación. La entrevista así como la presentación de la nueva comisión puede verse en pdf en la revista del XXXI Congreso AEDAF

Si desea ver la repercusión de la noticia en prensa puede hacerlo aquí.


José Ignacio Alemany Bellido, nuevo presidente de AEDAF es Socio fundador del Despacho Alemany Escalona & De Fuentes en 1993, Socio Director y responsable del Departamento Fiscal.

Con anterioridad, trabajó en ARTHUR ANDERSEN SRC, primero en el Departamento de Auditoría (desde 1983 hasta 1985) y después en el Departamento de Impuestos (desde 1985 hasta 1986), fue miembro del Departamento de Asesoría Fiscal del INSTITUTO NACIONAL DE INDUSTRIA desde 1986 hasta 1987 para llevar a cabo la primera consolidación fiscal del Grupo y trabajó como abogado en el Departamento Fiscal del Despacho URÍA MENÉNDEZ desde 1987 hasta 1993.

Su práctica profesional se centra en el área fiscal en general y en la planificación fiscal nacional e internacional en particular, habiéndose especializado en la planificación fiscal sucesoria.

Asimismo, tiene una amplia experiencia en el campo de la fiscalidad de reestructuraciones empresariales, adquisición de sociedades y activos y proyectos de financiación.

Profesor de Derecho Financiero y Tributario en la Facultad Derecho de la Universidad Pontificia de Comillas ICADE desde 1986, profesor del Impuesto sobre el Valor Añadido en el Master de Derecho de la Empresa de la misma Universidad y en el Master de Tributación del Centro de Estudios Garrigues. Profesor honorario de la Universidad Complutense de Madrid.

José Ignacio Alemany Bellido


¿Cómo contribuye la AEDAF a fomentar una correcta “educación fiscal” entre los contribuyentes?
Fundamentalmente por dos vías: indirectamente formando e informando a los asociados para que estén siempre preparados en todos los aspectos que necesitan para desarrollar la profesión, y directamente mediante las publicaciones en prensa y revistas especializadas. La ética en la actuación del asesor y la concienciación de la necesidad de contribuir están siempre presentes en ambos casos.

¿Cree usted que el ciudadano de a pie entiende y reconoce la labor de un asesor fiscal? 
Yo creo que sí la entiende. La normativa fiscal es tanta y tan compleja que hoy apenas podemos hacer nada sin un asesor fiscal cerca. La diferencia estriba en lo que cada ciudadano quiere, porque hay unos que buscan un asesor fiscal para que le ayude a planificar sus operaciones y pagar los impuestos que debe, pero no más, y otros, afortunadamente cada vez los menos, que quieren evitar pagar impuestos a toda costa. Que el asesor fiscal comprenda que los clientes de este segundo grupo no le convienen es también tarea de la AEDAF.

¿Cómo divulgar esa labor? 
Para divulgar esta labor tenemos que estar más presentes en los canales de información masiva, en la televisión, en la radio y en la prensa, no sólo en los especializados. Tenemos que hacer llegar nuestra opinión clara, pausada y firme al ciudadano de a pie, y fomentar vías de ayuda a los que,  estando necesitados, no puedan pagar un asesoramiento de calidad.

¿Qué retos plantea la lucha contra el fraude fiscal y cómo se abordan desde la AEDAF? 
En mi opinión el gran reto de la lucha contra el fraude está en la educación. En nuestro país se ha defraudado tanto impunemente que hacerlo no está tan mal visto como debería. Y tenemos que empezar con nuestros niños y jóvenes, en casa, en el colegio, en el instituto. Igual que los policías y los bomberos van a los colegios a enseñar educación vial y cívica, deberían ir representantes de la Administración Tributaria a explicar a nuestros hijos de dónde salen los fondos para hacer carreteras, construir hospitales y pagar los sueldos de esos policías y esos bomberos.

Hay estudios que apuntan que la complejidad del sistema fiscal español favorece el fraude, que se disparó en los peores años de la crisis. ¿Qué opinión le merece esta idea? 
Creo que es cierto, pero también porque esa complejidad ha ido unida a un aumento de los tipos de gravamen y, muy importante, una mayor agresividad de la Administración. Si la norma es difícil de entender, si los tipos son muy altos y la Administración te sanciona a la mínima, como dice el refrán ‘apaga y vámonos’. 

¿Cuáles son las herramientas más útiles a la hora de defender y fortalecer la figura del asesor fiscal, la función principal de la AEDAF?  
La calidad, la cercanía, el acompañamiento, la comprensión de los problemas, la confianza. La AEDAF tiene que promover que sus asociados dispongan de estos valores y puedan prestarlos a sus clientes. 

La reforma de la Ley General Tributaria es el tema central este año para la AEDAF. ¿Cuáles cree usted que serán los próximos temas a medio plazo? 
La implantación progresiva de las acciones BEPS, el intercambio de información entre los países, especialmente dentro de la Unión Europea y a Estados Unidos por la FATCA y la reforma de la fiscalidad autonómica.

A su juicio, ¿es suficiente la representación de AEDAF en las instituciones? ¿Cómo ampliar o mejorar esta representación? 
Yo creo que la AEDAF está bien representada donde puede estarlo, tanto a nivel nacional como internacional, pero seguro que podemos y debemos hacernos oír más. 

¿Qué iniciativas reciben mejor acogida por parte de los asociados? 
Los asociados valoran mucho nuestras actividades de formación. Y la rapidez en la transmisión de información. En ambas cosas la AEDAF saca sobresaliente. También nuestra página web está muy bien valorada, aunque como acabamos de cambiarla nos cuesta hacernos a ella. 

¿Cómo fomentar el diálogo entre la asociación y sus miembros? 
Para fomentar el diálogo tenemos que establecer vías de comunicación ágiles, propias del Siglo XXI. Este es un pilar básico de nuestro programa. Pero esto se quedaría en poco si no hubiera una respuesta rápida y completa por nuestra parte. El asociado tiene que sentir que hay alguien que le escucha y le atiende.

¿Está planteada alguna novedad a corto – medio plazo? 
Las novedades vendrán de la agilización de las comunicaciones, de la extensión de las actividades de formación, atendiendo especialmente a las Demarcaciones de gestión centralizada, y de la elaboración de documentos técnicos que se ajusten mejor a lo que los asociados demandan. También queremos tener un mayor protagonismo en el proceso de elaboración de las normas que afectan a nuestro trabajo. 

Por último, ¿qué pueden esperar los asociados de su mandato? 
De mi mandato los asociados pueden esperar compromiso, atención a sus necesidades y cercanía. Queremos que la AEDAF sea cada vez más un lugar de encuentro y de acogida, donde compartir experiencias y conocimientos, y también pasarlo bien. La seriedad y la diversión no están reñidas.

0 comentarios

Tienes que estar logueado para responder